Historias de usuarios: Conoce a Agus, embajador de Vivaldi

Agus es un activo y dedicado embajador de Vivaldi en España. ¡Vamos a conocerlo!

Hace poco hablamos con Agus, un activo embajador de Vivaldi que vive en España. Estudiante de Informática e Ingeniería, le interesan los trenes y está investigando formas de mejorarlos.

¿Quién eres? 

Soy Agus(tín), embajador de Vivaldi y estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Vigo, España. Desde que empecé la carrera, me desplazo cada día en tren entre dos destacadas ciudades del noroeste de España: Santiago de Compostela y Ourense. Siempre me ha gustado el ferrocarril, y fue hace unos años cuando empecé a interesarme por la señalización ferroviaria digital. En la actualidad investigo cómo se pueden mejorar las comunicaciones inalámbricas entre los trenes y los componentes de la vía, para garantizar un flujo de datos persistente al tiempo que se garantiza la seguridad en todo momento.

Estar interesado en un sector tan específico -además de ser un estudiante de CSE- requiere pasar una gran cantidad de tiempo en línea todos los días. Cuando me di cuenta del tiempo que pasaba en mi navegador, decidí empezar a buscar una alternativa.

¿Cuándo conoció a Vivaldi y cuál fue su primera impresión?

He probado muchos navegadores a lo largo de mi vida (IE, Firefox, Opera, Safari, Edge, Puffin, SeaMonkey, Chromium…) pero siempre he acabado quedándome con Google Chrome.

Hasta que Marc empezó a tuitear sobre Vivaldi. En ese momento, yo estaba un poco abierto a un cambio de navegador: Chrome se estaba volviendo loco con la «Google-ización» de cada característica (y drenando mi batería). Safari me parecía improductivo, Opera había perdido su espíritu (la vieja Opera de los años 2010 había desaparecido para siempre) y Firefox seguía dependiendo de los complementos para poder hacer algo ligeramente productivo. Así que decidí probar Vivaldi… y me gustó. Pero no me encantó. Se sentía incómodo, cargado de funciones que nunca usaría… Estaba «bien».

Entonces seguí el consejo que todavía hoy doy como embajador: «Coge un café, pon música de fondo y tómate unas horas para prepararlo». Eso supuso una gran diferencia. Me empezó a gustar. La personalización de Vivaldi hizo que se sintiera como un navegador diferente. Mi navegador.

¿Cuándo y cómo suele utilizar el navegador Vivaldi?

Todos los días. En casa, en mi teléfono, en la oficina del Sindicato de Estudiantes (donde Vivaldi fue personalizado para que coincidiera con la marca del Sindicato)… No sé realmente si fue por el esfuerzo de configurarlo que ahora siento que es casi perfecto, o porque me ha ayudado a ser ligeramente más productivo, pero se ha convertido en una parte de mi vida, al igual que mi viaje al trabajo, mi portátil o mi propio nombre.

Utilizo Vivaldi para casi todo en línea. Desde Twitter, las salidas de la estación de tren y el traductor integrado, Vivaldi Translate, (con su gran función: «Traducir automáticamente el texto seleccionado») en los paneles, hasta buscar cosas en DuckDuckGo. Esto último suele acabar con innumerables pestañas nuevas abiertas, desde papeles y documentos técnicos hasta un bucle de una hora de música del Canal Homebrew de Wii. Y ahí es donde entran en juego las magníficas funciones de gestión de pestañas de Vivaldi, con sutiles marcas en las pestañas que aún no he abierto, apilamiento de pestañas en dos niveles, modo mosaico…

También probé Vivaldi Mail, y me gustó mucho, pero macOS Mail es una gran aplicación y migrar 7 cuentas (con 16 direcciones en total) no es una tarea fácil. Estoy bastante seguro de que acabaré haciéndolo, pero aún no lo he hecho.

Agus sigue de cerca los horarios de los trenes con el navegador Vivaldi.

¿Qué sitios web, servicios, juegos, etc. utiliza más?

Suelo buscar con DuckDuckGo, a pesar de que a veces tengo que escribir una pequeña ‘g’ al principio de mi consulta en la barra de direcciones (a veces Google es inevitable).

Además, al ser coordinador de comités en la Asociación de Estudiantes de Ingeniería Técnica y Superior Informática (RITSI), me toca pasar mucho tiempo en Google por las herramientas de Workspace (Drive, Mail, Grupos…). Sin embargo, siempre trato de encontrar la mejor aplicación para cada propósito. Por eso uso Jitsi -en lugar de Google Meet- a diario y Tally como una alternativa mucho más potente que Google Forms.

¿Cómo se personaliza Vivaldi?

Con mucha paciencia. No me malinterpretes, personalizar Vivaldi no es para nada difícil, pero sí lleva un tiempo. Después de todo, la idea principal de Vivaldi es que cada persona encuentre su herramienta perfecta. Hace unos años, un gran profesor me dijo que una amiga usaba el ratón de su ordenador al revés… Era raro, en efecto, pero estaba bien usándolo así… Lo mismo ocurre con Vivaldi, no se trata de lo estándar que debe ser un navegador, sino de lo cómodo que te sientas con él.

Utilizo muy pocas extensiones (Slido, Offline Google Docs, etc.), ya que la mayoría de las funciones de productividad que necesito ya forman parte de Vivaldi. Además, me encantan los estilos minimalistas y modernos, así que opté por un tema oscuro suave que personalicé como se muestra.

Agus ha elegido un tema oscuro personalizado para su configuración de Vivaldi

¿Cuál es su característica favorita de Vivaldi?

Nombres de motores de búsqueda. Es una función que no sólo me ahorra mucho tiempo cada vez que tengo que cambiar de motor, sino que también me permite buscar algo directamente en Wikipedia o en la página web de mi universidad con solamente añadir un carácter.

¿Puede decirnos unas últimas palabras sobre Vivaldi?

Una vez que encuentras tu Vivaldi, es tuyo. Por esta razón, me convertí en embajador. No podía esperar que un navegador fuera tan potente y a la vez personalizable. Además, el equipo que está detrás de Vivaldi es un grupo de personas que comparten las mismas ideas en cuanto a la privacidad y el desarrollo orientado al usuario. Si necesitas algo, el equipo de soporte de Vivaldi está siempre a tu disposición. En el momento en que configures Vivaldi, te sentirás como parte de esta gran familia. Puede que no sea el navegador más famoso, pero es el que yo amo.


«Coge un café, pon música de fondo y tómate unas horas para configurarlo», dice Agus a los nuevos usuarios cuando les recomienda Vivaldi. Parece una forma agradable de introducirse en la experiencia de un nuevo navegador. ¿Qué consejos das a la gente cuando recomiendas Vivaldi?

¿Te sientes inspirado para unirte a la brigada de voluntarios de Vivaldi? Siempre estamos buscando embajadores y voluntarios que ayuden a Vivaldi a mejorar y crecer. Ponte en contacto con nosotros en [email protected] o [email protected] para obtener más información.

Libérate de las grandes empresas tecnologícas y disfrútalo.

Importa tus extensiones y marcadores con solo unos pocos cliqueos.

Descargar Vivaldi