Nuestra historia

Descubre por qué nos embarcamos en esta aventura.

Jón S. von Tetzchner

Un navegador para nuestros amigos

En 1994, dos programadores empezaron a trabajar en un nuevo navegador. La idea era crear un navegador rápido, capaz de funcionar en dispositivos con pocos recursos y teniendo en mente que cada usuario tiene sus propias necesidades y preferencias. Así nació Opera.

Nuestro pequeño software ganó fuerza, nuestro grupo creció y formamos una comunidad. Nos mantuvimos cerca de nuestros usuarios y nuestras raíces. Seguimos mejorando nuestro software basándonos tanto en las opiniones de los usuarios como en nuestras propias ideas sobre cómo hacer un gran navegador. Innovamos y nos esforzamos por conseguir la excelencia.

Avanzando a 2015. El navegador que una vez amamos ha cambiado de dirección. Por desgracia, ya no está sirviendo a su comunidad de usuarios y colaboradores — quienes que ayudaron a construir el navegador en primer lugar.

Al final llegamos a una conclusión natural: debíamos hacer un nuevo navegador. Un navegador para nosotros y para nuestros amigos. Un navegador que sea rápido pero que también sea rico en funcionalidad, altamente flexible y con los usuarios como objetivo principal. Un navegador hecho para ti.

Y así es como nace Vivaldi.

—Jon